Guerra de cifras sobre temporalidad en el trabajo

3 minutos

Ya se lo dijo Pablo Motos a Albert Rivera el pasado martes en El Hormiguero, la guerra de cifras en el debate fue terrible, sobre todo porque muchas veces no cuadraban las de unos con las de otros. Quiero centrarme hoy en las cifras de temporalidad, porque pese a lo que contestó Albert Rivera en El Hormiguero, no todo es cuestión de interpretación: cuando él hablaba de 90% y Rajoy de 25%, algo no cuadraba.

Para ser justos diré que en el debate ambos dieron cifras ciertas. Eso sí, cuando hablaban parecía que decían lo mismo, pero hablaban de cosas diferentes: Albert Rivera argumentaba que el 90% de los nuevos contratos en España son temporales, y Rajoy le contestaba que el sólo el 25% de los contratos en España son temporales.

Sí, la palabra nuevos es lo que hace que ambos datos sean diferentes y Albert Rivera algunas veces se la olvida (por ejemplo, el martes en El Hormiguero), y, si la dice, muchas veces no nos damos cuenta porque el 90% y temporales eclipsa el resto de la frase.

A mí personalmente no me gusta nada ese dato, es un dato que no da mucha información sobre la situación real de los contratos en España y que lleva a confusión. Cuando se da ese dato parece que en España la mayor parte de la gente tiene un contrato temporal y que es consecuencia de la situación actual. Parece que sólo uno de cada diez en España tiene contrato indefinido y que eso ya es cosa del pasado. Pero esto sucede porque el dato en sí mismo es engañoso: cuando se habla de nuevos contratos en un mes, toda aquella gente que lleva años con contratos indefinidos no entra a la estadística. Una vez que firmas un contrato indefinido no vuelves a entrar, en cambio, una persona que firme contratos temporales durante varios años entra siempre.

Para poner en contexto ese valor, es bueno mirar la serie histórica y ver que no ha cambiado mucho en estos años. Desde el año 95 (primero del que tengo datos), siempre ha rondado el 90%.

TemporalidadNuevosContratos

El dato de Rajoy, sin la condición de nuevos, da una idea más global de cómo están los contratos. Tal y como él dijo, en la última encuesta de población activa, el porcentaje de asalariados que tenían un contrato temporal era del 25% y este dato sí que ha cambiado en los últimos años. En los primeros años de este siglo, la temporalidad superaba el 30% y descendió entre los años 2006 y 2010 al 25%. Durante el gobierno de Rajoy siguió bajando, pero ya está como al principio y con una tendencia al alza, como muestra la serie histórica:

TemporalidadINE

No es tan sorprendente 25% y subiendo como 90%, pero sí que es más realista. Uno de los problemas del argumento de Albert Rivera es que cuando te cuentan el detalle y ves que el porcentaje de gente que tiene contrato temporal es “sólo” el 25% y no el 90%, la sensación es de “Ah!, pues no estamos tan mal como lo pinta”. Y en twitter había mucha gente haciéndolo.

En el debate, con datos rápidos, puede ganar el argumento de 90%. Si se olvida de la palabra “nuevos”, le pueden acusar de mentir, pero si la dice rápido, casi ni se nota. Pero en el detalle, en el análisis posterior, pierde.

Si Albert Rivera quería demostrar el exceso de temporalidad que hay en el mercado laboral español, debería haber seguido otra estrategia. En mi opinión, debería haber utilizado también el dato del 25%, que es el que no lleva a confusión, pero haberlo contextualizado. El dato en sí mismo no dice mucho, incluso si se compara con la serie histórica pude parecer que hemos mejorado (me temo que la mejora es más causa de la crisis que mejora real, lo que es irónico con la línea argumental habitual, pero ese es otro tema).

La clave está en comparar el dato con lo que sucede en otros países. Tomando datos de la OCDE (si alguien no la conoce aún, que vuelva a ver el debate porque igual dijeron su nombre más que el de cualquier candidato) podemos saber que en el conjunto de la Unión Europea la tasa es del 15% y en los países de la OCDE del 12.5%.

El siguiente gráfico muestra las series históricas de España, la OCDE y la Unión Europea (en gris el resto de países de la OCDE).

TemporalidadOCDE

Me temo que en temporalidad vamos a la cabeza, pero aquí, ya que sí puede haber matices, interpretaciones, búsqueda de causas, propuesta de políticas, etc. Eso sí, el dato bueno, para mí es el del 25%.

Sólo un detalle más antes de cerrar este post: ¡Cuidado con confundir contratos indefinidos con contratos a jornada completa! Te pegas un tiro en el pie antes de empezar a argumentar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *