¿Cómo funciona el promedio de encuestas?

2 minutos

Ante unas elecciones son mucha las encuestas que se publican y sus resultados pueden ser bastante diferentes. Un promedio de encuestas trata de unir la información que todas ellas aportan para buscar la intención de voto más probable y ver cómo evoluciona la tendencia general.

Sumando encuestas

Uno de las partes más complicadas de un promedio de encuestas es cómo unir los diferentes resultados. El resultado de una encuesta da información de la intención de voto en los días que se realiza el trabajo de campo, pero, a la vez, permite saber en qué rango de valores nos podríamos encontrar en los días anteriores y posteriores. Es por ello que el resultado de cada encuesta influye en el valor del promedio dependiendo de los siguientes factores:

  • La muestra utilizada para realizar la encuesta.
  • La empresa encuestadora que realiza el sondeo.
  • Los días utilizados para realizar el trabajo de campo.
  • La distancia entre el día que se realiza la encuesta y el día en que se calcula el promedio.

Todos estos valores y cómo afectan se ajustan mediante una calibración con los resultados y las encuestas de elecciones anteriores.

Estimación del error

En un escenario ideal, el error de las encuestas vendría determinado por la muestra utilizada para estudiar la intención de voto, pero la realidad es más dura y son muchas las fuentes de error. En el promedio se intenta estimar el error teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • La muestra utilizada para realizar la encuesta.
  • El error de la empresa encuestadora en elecciones anteriores.
  • Los días utilizados para realizar el trabajo de campo.
  • La distancia entre el día que se realiza la encuesta y el día en que se calcula el promedio y cómo crecía en elecciones anteriores.
  • La desviación entre las diferentes encuestadoras para los resultados de cada partido.

Calibración del promedio

El promedio de encuestas y el error está calibrado utilizando las predicciones de las diferentes empresas demoscópicas y los resultados en las anteriores elecciones. En concreto se utilizan para calibrar los siguientes parámetros:

  • Aumento del error con el tiempo, es decir, cómo de rápido crece el error según nos alejamos del día en que se hizo la encuesta.
  • Fiabilidad de las empresas demoscópicas para poder elegir en qué encuestas confiar más.

Es importante resaltar que aunque la calibración se hace para cada escenario electoral concreto, los resultados obtenidos en diferentes escenarios (nacional, regionales, etc.) son coherentes entre sí.