Podemos, la fuerza que más crece tras la crisis interna y acercándose a un PSOE en descenso

Cada vez se acerca más la fecha límite para formar gobierno y por ello el bombardeo de encuestas sobre el resultado de unas hipotéticas elecciones generales, es constante en las últimas semanas. La gran variedad de resultados posibles da para todos los gustos. Las combinaciones de PSOE, Podemos y Ciudadanos repartiéndose como segunda, tercera y cuarta fuerza hacen que, por ejemplo, en un mismo fin de semana, a los de Pablo Iglesias se les haya colocado como segunda y cuarta fuerza en intención de voto.

Para intentar reducir el error de los diferentes encuestadores y minimizar el efecto de las diferentes “cocinas”, presento a continuación una ponderación de las diferentes encuestas publicadas desde el 20D.

IntencionVoto23J

De acuerdo a esta ponderación de encuestas, el Partido Popular sería el más votado en unas elecciones generales, con un 29.2% de los votos. Desde el pasado 20 de febrero, en el que registró su mínimo en intención de voto, ha ido subiendo poco a poco hasta la cifra actual, superando ya en medio punto el resultado del 20D.

Por otro lado, el Partido socialista tocó techo a principios de marzo gracias al acuerdo con Ciudadanos, y desde entonces la intención de voto ha ido en descenso hasta caer a un 21.1%. El promedio de encuestas no le da aún como tercera fuerza, pero pierde casi un punto desde las elecciones generales y de mantenerse la tendencia, no debería descartarse que Podemos les superara. El partido morado, con un 19% de intención de voto y en alza desde finales de marzo, es el partido que más crece en las últimas semanas, aunque la dispersión en los resultados de las encuestas, hace también subir la incertidumbre sobre su resultado.

No obstante, el record en incertidumbre lo presenta Ciudadanos. Con una intención de voto del 15.8% y recuperándose tras el intento fallido de investir a Pedro Sánchez, el partido de Albert Rivera sube casi 2 puntos desde el 20D, pero es el que más variación sufre entre las diferentes encuestas. Esto, sumado a la dificultad histórica en ajustar su resultado, hace que éste sea el dato más incierto (con un error estimado del 4.5%).

Finalmente, Izquierda Unida, que crece prácticamente desde las elecciones del 20D, y alcanza ya un 5.8% de intención de voto, aumenta un 2.1% desde diciembre. Un hipotético pacto con Podemos podría garantizar a la coalición el ser segunda fuerza, algo muy ventajoso con la ley electoral.

Nota metodológica:
La ponderación de las encuestas se ha realizado teniendo en cuenta el encuestador y sus resultados en elecciones anteriores y el tamaño de la muestra utilizado. Las encuestas se tienen en cuenta tanto para calcular el promedio en días posteriores como en días anteriores a la encuesta. El peso de una encuesta decrece exponencialmente según se aleja del día de finalización de la encuesta.

La estimación del error se basa en los resultados de cada encuestador en elecciones anteriores, el tamaño de la muestra y la dispersión de los resultados para cada uno de los partidos. El peso del error decrece de la misma forma que el peso de las encuestas.

Cada uno de los puntos en la gráfica representa el resultado de una encuesta. Los datos de las diferentes encuestas han sido obtenidos de Electograph, pero todo el análisis es propio. Podemos incluye a sus confluencias.

* Foto realizada por PODEMOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest