El paso por Moncloa mejora la valoración de Sánchez

La llegada de Sánchez a Moncloa supuso un golpe de efecto en la intención de voto en España y también en cómo le valoran sus posibles votantes. Antes de la sentencia de la Gúrtel, la política española estaba dominada por el “tema catalán”. En esa situación, Ciudadanos se sentía cómodo y conseguía subir en las encuestas, llegando incluso a la primera posición. La rápida reacción del PSOE con una exitosa moción de censura tras publicarse la sentencia, cambió completamente el panorama político. El PSOE, pasó de ser el tercero en intención de voto al primero, invirtiendo la situación y descolocando a Ciudadanos. Desde entonces, el partido naranja se mantiene en la tercera posición con una tendencia a la baja como muestra el promedio de encuestas.

Promedio de encuestas

Pero este no ha sido el único efecto que ha tenido el cambio de gobierno: la valoración que los votantes tienen de Sánchez ha mejorado, principalmente en la izquierda.

Valoración de los principales líderes según la ideología del votante

Si comparamos la puntuación obtenida por Sánchez en el CIS previo a la sentencia de la Gúrtel con el último publicado, podemos ver como mejora su valoración entre los votantes de izquierdas. Es más, cuanto más a la izquierda se sitúan los votantes, mayor es el crecimiento de Sánchez.

Valoración de Sánchez e Iglesias en el CIS

La valoración global de Pablo Iglesias también ha crecido, pero gracias a la subida que ha tenido entre los votantes de derechas, y esta es una parte del espectro político que difícilmente le votará. En la izquierda se mantiene prácticamente como estaba.

En abril de 2018, Pablo Iglesias estaba mejor valorado que Sánchez a la izquierda del espectro (valores 1 y 2). Actualmente, los dos tienen valoraciones similares en esos puntos, y Sánchez domina claramente en el centro-izquierda.

Por otro lado, si miramos la variación de Albert Ribera, vemos que mantiene prácticamente igual su valoración. Su problema es que ya no es suficiente mantenerla porque Casado consigue mejorar la que tenía Rajoy. Ahora Casado le disputa más espectro a Ribera que su predecesor, llegando con mejor valoración hasta el centro.

No obstante, Casado no ha mejorado desde que se puso al frente del PP. El primer CIS tras su elección mostraba una valoración muy similar a la que se puede ver actualmente.

El efecto Moncloa

Una de las claves de esta subida puede estar en el denominado “Efecto Moncloa”. La atracción del ganador y la posibilidad de marcar la agenda política se consideraron algunas de las causas de la mejoría obtenida por Sánchez tras ganar la moción de censura. No obstante, los datos mostrado en estas gráficas se corresponde con un periodo suficientemente largo como para que un efecto puntual se haya podido diluir.

La mejora obtenida en el PP tras elegir a Casado es la única que es comparable a la de Sánchez. Sin embargo, en este caso, no ha venido acompañada de una mejora de la intención de voto. La aparición de VOX hace que las cosas estén más complicadas en la parte derecha del espectro.

 

*Fotografía de Ministerio de la Presidencia. Gobierno de España

Pin It on Pinterest